EL GOBIERNO NACIONAL DEFINE ESTE VIERNES LAS RESTRICCIONES PARA LAS PRÓXIMAS DOS SEMANAS

El Gobierno nacional definirá este viernes las medidas que regirán durante las próximas dos semanas para contener la suba de contagios de coronavirus, en el marco de la segunda ola de la pandemia que atraviesa al país y que, con 561 decesos, registró este jueves el récord de fallecimientos diarios.

En ese sentido, se espera la emisión de un nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que comenzará a regir a la hora 0 del sábado, informaron fuentes oficiales.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, planteó la necesidad de "bajar la curva de coronavirus" y "no sólo lograr que dejen de crecer" los contagios. Y remarcó que es preciso "volver a tierra firme y dejar de estar a 6.000 metros de altura".

En un vacunatorio en el Parque de la Cervecería Quilmes, junto a la intendenta local Mayra Mendoza, y el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, destacó la importancia del encuentro en el que estuvo ayer con el presidente Alberto Fernández y contó que la ministra de Salud, Carla Vizzotti, les explicó "de manera muy cruda que la situación es muy preocupante".

Kicillof subrayó que hay que "recudir la velocidad de contagio, no sólo de aplanar la curva" y remarcó que "30 mil casos, significa una cantidad de enfermos graves y fallecidos".

Analizó que "no nos podemos resignar a la que la gente se contagie", recordó que "ya una parte del sistema de salud de la Capital desbordó" y planteó que así "no hay sistema que aguante".

También contó que el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, explicó que la Ciudad Autónoma "tiene ocupado el 84% de las camas del sistema de salud público y el 88% del privadas", con lo cual la capacidad "ya está llena" y analizó que "con esos márgenes no se pude brindar atención".

Y planteó que "CABA tiene el sistema más robusto de la Argentina, con 33 hospitales municipales que antes eran nacionales" y se preguntó: "Si eso está colmado, ¿qué le queda al resto el país?".

En tanto, el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires analiza restringir el horario comercial, reforzar los controles en el transporte con cierres de pasos vehiculares con el Conurbano e incorporar la educación virtual para alumnos de la secundaria.

Las nuevas restricciones fueron examinadas en la sede del Ejecutivo porteño, en el barrio de Parque Patricios, por distintos funcionarios de la gestión que encabeza Horacio Rodríguez Larreta. No obstante, serán definidas mañana luego de los anuncios que se esperan den a conocer desde el Gobierno nacional.

El foco de las medidas está puesto en la actividad comercial, sobre todo en la gastronómica, y en los controles a la movilidad, aunque también se evalúa la posibilidad de un esquema para la educación que combine la presencialidad con la virtualidad.

Entre el martes y ayer, Fernández habló por videoconferencia con los mandatarios de las 24 jurisdicciones y sostuvo que la premisa "es bajar la cantidad de contagios".

Además propuso generar consenso para hacer cumplir las medidas dispuestas para evitar los contagios de coronavirus y les dijo a los mandatarios que, si están de acuerdo "en restringir la circulación", tienen que "acompañar en el cumplimiento de las normas".

"Debemos garantizar que la circulación y los contactos sociales sean lo menor posible", indicó Fernández, quien insistió con que "hay que hacer ese esfuerzo".

Comentarios

Comentar artículo